BlogOtros temasPensamientos, opinión, estrategias

La bestialidad es humana

Con este artículo no pretendo posicionarme en la defensa de ningún festejo taurino, pero sí quiero “romper una lanza” en favor de la cordura y en contra de la demagogia simple y barata. Y ya que nos encontramos en plena campaña de romper lanzas, he aquí la mía.

Cada año la celebración del Festejo del Toro de la Vega en Tordesillas, y toda la polémica que suscita, me traen a la cabeza las mismas preguntas y reflexiones.

En primer lugar, si no habrá causas más preocupantes y que merezcan nuestra  atención y nuestros desvelos más que el hecho de que una localidad de Valladolid, cumpla con una tradición en sus fiestas.

En segundo lugar, si no conviene al  menos plantearse que si la celebración de la fiesta es legal, todos los ataques, coacciones, manifestaciones y violencia generada hacen que estos defensores de los “derechos de los animales” sean quasi delicuentes que atacan los derechos de las personas.

Y en tercer lugar, es preocupante la confusión y el desorden de valores de nuestra sociedad con respecto a muchos temas, pero es recurrente en el tema de los animales. “Los animales son valiosos, pero derechos y dignidad sólo tienen las personas” Adela Cortina *

El concepto de dignidad, proviene del latin dignitas, es decir valioso. El hombre es un ser valioso en sí mismo. Pero su valor reside en su ser racional y en su capacidad de elegir y de tomar decisiones.  Esto nos confiere un valor distinto al de los animales por ejemplo, ya que no poseen esta capacidad. Los derechos y la dignidad tienen que ver también con la capacidad de asumir deberes, y por eso sólo los seres humanos pueden ser sujetos de derecho y de deberes.

El maltrato animal es realmente un atraso, y pienso que supone un retroceso del civismo conquistado a lo largo de los siglos. No voy a entrar en el debate interminable del maltrato animal y de sus límites y fronteras. De si todos debiéramos ser vegetarianos para ser mejores personas, y no tener ningún objeto de piel en nuestros hogares. Pero sí quiero decir que aunque no podemos hablar con propiedad de derechos animales, los humanos tenemos el deber de respetarlos, de darles el valor que merecen y de cuidarlos. Eso nos dignifica y la relación con los animales nos enriquece como personas.

“El Hombre puede medir el valor de su propia alma en la mirada agradecida que le dirija un animal al cual ha socorrido”. Platón

Pero dentro de lo que algunos consideran maltrato animal, hay fronteras y distinciones. Me parece muy ilustrativa la idea de Adela Cortina que distingue entre festejos que buscan sólo el maltrato animal como por ejemplo, la caza del zorro, o festejos taurinos tradicionales en los que el hombre también se arriesga y se juega mucho. Creo que es un punto de vista interesante sobre el que reflexionar.

Goya

Partimos de que el hombre es un valor en sí mismo, y no se puede equiparar con el valor o la dignidad de ningún otro ser irracional. Por eso todos estos movimientos en defensa de los animales que atacan, insultan, amenazan y ejercen violencia sobre las personas no me producen ningún respeto. Y creo que es injustificable y que no tienen defensa posible este tipo de actitudes. Qué se pueda llegar a coaccionar a un pueblo, a insultar y pegar a sus habitantes y a vetar ciertos eventos en una localidad porque quieran celebrar un festejo tradicional  y legal, me parece absolutamente desproporcionado. *

Sin duda estoy con Víctor Hugo al afirmar que “los animales son de Dios y la bestialidad es humana”. Creo que en eso somos insuperables. Prueba de ello es la falta de respeto entre nosotros, y la violencia que empleamos para solucionar nuestras diferencias de opiniones.

Y puestos a priorizar y a ordenar valores. Me tranquilizaría más ver campañas mediáticas que rompen lanzas en favor de causas más preocupantes, pero no sé por qué razón hay personas muy sensibles con los animales pero sin embargo no lo son con sus iguales.

 Algunos aman las flores y los animales porque son incapaces de entenderse con sus semejantes.  Sigrid Undset (escritora noruega 1920)

Más nos valdría rasgarnos las vestiduras y manifestarnos porque un perro en España viva mejor que un niño en África,  comiendo solomillo, durmiendo en cama, y yendo  a la peluquería… “Ya quisieran muchos parados en España vivir como el toro de lidia”* escribió Fernando Savater hace tiempo en un polémico artículo que fue muy criticado.

Sería un buen síntoma de la salud cívica, ética y moral de nuestra sociedad que hubiera manifestaciones, y que los medios de comunicación denunciaran estas situaciones,  en lugar de los festejos populares que tienen que ver con animales. Sería un buen síntoma digo, porque esto significaría que nuestros valores estarían en el orden correcto, es decir el valor y dignidad de las personas por encima del valor y “derechos” de los animales.

Lo ideal sería que tanto una parte como la otra: animalistas, taurinos, antitaurinos, se detuvieran a pensar dos veces en porqué hacen lo que hacen o piensan como piensan, y a preguntarse las razones que les llevan a actuar así. Lo que nunca vale es dejarse llevar. Los humanos estamos condenados a ser libres y esto supone tener que elegir, pero no sin antes reflexionar por favor!

Ya que en la naturaleza hombres y animales estamos llamados a convivir es bueno tener en cuenta que,

Las mentes más profundas de todos los tiempos han sentido compasión por los animales. Friedrich Nietzsche

 

 

* http://www.abc.es/20090525/valencia-valencia/animales-valiosos-pero-derechos-20090525.html

* http://www.abc.es/cultura/toros/20130515/abci-fernando-savater-afirma-montones-201305151240.html

* https://laeconomiadeltoro.wordpress.com/2015/08/17/las-autoridades-proponen-multas-por-mas-de-100-000-euros-contra-la-violencia-antitaurina-en-tordesillas/

* Imagen destacada “Perros jugando al póker” Cassius Marcellus Coolidge

 

CC BY-NC-SA 4.0 La bestialidad es humana por Cuestión de Ideas está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.