Buscar lo verdadero no es buscar lo que es deseable. Albert Camus

Este es el punto de partida de muchos de nuestros “problemas”. Y es que apuntamos hacia el objetivo equivocado. Buscamos satisfacer nuestros deseos  por encima de todo. Nos obsesiona la búsqueda de la felicidad como fin en sí misma. ¡He ahí el error!  La felicidad asociada a la satisfacción no siempre es fácil de lograr, y con este desorden de valores lo que sucede es que nos vienen las crisis, los desasosiegos, las frustraciones y las depresiones. Las enfermedades psicosomáticas, y la apatía generalizada. En fin, ¡Un desastre!

Vivimos en una sociedad hedonista, centrada en la autocomplacencia, por eso el equilibrio personal y social está roto. Si nos ocupamos en  buscar la verdad, la felicidad la encontraremos por el camino. Con verdad, me refiero a realidad; al hecho de hacernos preguntas, de cuestionarnos los porqués y de buscar los comos. Con Verdad me refiero a la Verdad de Machado: ¿Tu verdad?,¡No! La verdad y ven conmigo a buscarla!

Por desgracia, nadie nos enseña a pensar, no es una asignatura y no está en los planes de estudios, ni si quiera en las Escuelas de Negocios. Y así nos va. No nos hacemos preguntas y tampoco buscamos respuestas. Por lo cual, solemos buscar refugios. Resulta más fácil esconder la cabeza o mirar hacia otro lado porque no estamos entrenados en la toma de decisiones, en plantear y razonar situaciones cotidianas, y mucho menos en tener criterios propios, elaborados por nosotros mismos, fruto de nuestro razonamiento. Una sociedad de sujetos de conciencia anestesiada.

Y aún nos preguntamos y debatimos sobre la necesidad de estudiar Filosofía en las aulas para acabar marginando la Filosofía como saber inútil. La Filosofía puede ayudarnos como sabiduría práctica aplicada a la vida. Es ese su verdadero sentido, el que le dieron los griegos y el que han continuado los pensadores a lo largo de la historia. Sin embargo, la filosofía es una gran desconocida frente a otras disciplinas “refugio”, como la autoayuda o el coaching.

Tal vez es que la Filosofía no es tan compasiva, no nos va a decir lo que queremos escuchar, no hay frases de ¡tú puedes! Sino que nos va a llevar a darnos de bruces con lo que no queremos afrontar: La verdad sobre ti mismo, tu contexto y tus circunstancias. La Filosofía te trata como a una persona adulta y madura .Te llevará a asumir cosas que no te gustan, y que tienes que cambiar. Y no vale conformarse, o resignarse o culpar a lo demás. El único método es el análisis a través de la introspección, una especie de auditoría interna que te lleva a descubrirte. O en palabras de Platón, el diálogo del alma consigo misma, que son nuestros pensamientos. 20070702222627-corria-abril-de-1996

La Filosofía no se basa en la aceptación, como la autoayuda, y es que, a veces, somos demasiado tolerantes con nosotros mismos. Por eso no avanzamos, no nos preocupa la mejora continua. Frente a la aceptación, está la voluntad y el esfuerzo por forjar nuestro carácter.

Conocer bien a los otros es inteligente, conocerse bien a uno mismo es sabiduría. Einstein

 

La filosofía reivindica lo social frente a lo individual, no estamos solos y nuestra realidad se construye en sociedad. Somos seres sociales, no puede ser de otra manera. Nos hacemos en el diálogo con otros. Sin diálogo interior, sin profundidad personal, tampoco es posible el diálogo con los demás. Los hombres no se hacen en el silencio, sino en la palabra, en el trabajo, en la acción, en la reflexión. Paulo Freire

Recuperar la filosofía como sabiduría práctica aplicada a la vida puede ayudarnos y enseñarnos  a vivir. Muchas de las cosas que nos angustian y que llamamos problemas son hechos naturales inherentes al desarrollo humano y a la vida,  pero que hay que enfrentar con criterios racionales. Hay que dejar que sea la parte racional la que domine nuestras tendencias irracionales, como explicaba Platón en su Mito del Carro Alado.

Una dosis adecuada de pensamiento crítico es la medicina que necesitamos para curar muchas de las dolencias de nuestra sociedad. Puede pedirle a su médico de cabecera que le prescriba un poco de Filosofía práctica para su vida.

CC BY-NC-SA 4.0 Filosofía para la vida por Cuestión de Ideas está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

No Responses

  1. Ana María