“Tan importante es ser virtuoso como parecerlo”. Las cosas no se recuerdan sólo por lo que son sino por lo que parecen. Ser virtuoso y saber mostrarlo es ser dos veces virtuoso. (El arte de la Prudencia, B. Gracián)

Siempre encontramos buenos consejos en la obra de Baltasar Gracián, hay que ser virtuosos en esencia y actuar como “tales”. En este caso el orden de los factores sí altera el producto. No podemos ocuparnos de parecer, de las apariencias en primer lugar, hay que ser para poder parecer, como diría Gracián.

Este debate se sucede a veces en las empresas que quieren ser responsables, algunas comunican demasiado, incluso lo que no son, y otras en cambio son demasiado pudorosas en esto de contar lo que hacen. Pero como en todo, lo adecuado está en el equilibrio y la prudencia. Tan malo es un extremo como el otro.

Comunicar de más, (con bombo y platillo, eventos, fotos,.. etc.. )en esto de la Responsabilidad Social tal vez no es lo adecuado, puede parecer un acto cosmético, es mejor comunicar con prudencia y elegancia. En cuanto a no comunicar, llega a ser incluso, irresponsable. Hoy más que nunca hace falta contar lo que se hace, lo bueno y a veces también lo malo. Hay que aprender de los errores, y tener la suficiente fortaleza y humildad  para reconocerlos.

Es necesario que las empresas, las Instituciones y Organizaciones que están trabajando por el desarrollo Sostenible y creando valor en la sociedad lo cuenten y con megáfono. Este movimiento generará la inquietud de otras organizaciones que también verán la necesidad de cambiar.

Es fundamental la labor de concienciación en cuanto al cuidado del Medio ambiente, al consumo responsable, a la solidaridad con colectivos excluidos en nuestra sociedad. Es necesario contar, que hay que hacer las cosas de otra manera. Esta labor es casi de apostolado.

La última fase de los planes de casi todo suele ser la de Comunicación, pero conviene no olvidarla, ni descuidarla.

t1815s00

 

 

La FAO dice sobre la Comunicación que:

La comunicación puede ser útil en el largo y delicado proceso de cambio de comportamientos y modos de vida. La comunicación puede tener una importancia decisiva promoviendo el desarrollo humano en el nuevo clima de cambio social de nuestros días.

 

La Comunicación de nuestras acciones responsables, tiene una serie de “daños colaterales“(todos terribles):

  • Hace que nos perciban de forma positiva
  • Nos posiciona como Marca
  • Mejora nuestra Reputación
  • Además fomenta el engagement de nuestros Stakeholders, empezando por nuestros empleados

No darle la importancia que tiene es un grave error. Por esta razón están surgiendo iniciativas como OBSERVARSE, que pretende ser un punto de encuentro de todas aquellas organizaciones, que están trabajando por un mundo mejor y creen en la información, en la comunicación. Y OCARE, l Observatorio de la Comunicación y la Acción de la Responsabilidad Empresarial .

Es importante promover y fomentar la importancia de comunicar, la comunicación honesta simplemente pone en valor el esfuerzo de muchas empresas y el trabajo diario de muchas personas que dedican todo su empeño a construir un mundo mejor para todos.

Así que ante la duda, la respuesta es:¡Comunicar, comunicar, comunicar!!

 

CC BY-NC-SA 4.0 Comunicar lo que somos por Cuestión de Ideas está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.